fbpx
Servicios Profesionales para Empresas en Argentina, Perú y España.

Fuimos un país industrial o al menos estuvimos en los albores de serlo. ¿Lo somos ahora? ¿Nos conviene serlo? ¿Cómo hacerlo? Estos y otros interrogantes aparecen en el ideario y las aspiraciones de nuestro país, que supo alcanzar estadios de desarrollo industrial que fueron abortados en su inmadurez productiva y de tecnología. Argentina supo ubicarse entre las economías más industrializadas del planeta, hoy se ubica en el puesto 40, en un mundo más complejo e incierto que hace 30 años.

OPORTUNIDAD MACROECONÓMICA

La oportunidad macroeconómica se abrió a principios de los 2000, al lograrse una mayor autonomía financiera al ablandarse la restricción externa de Argentina, luego de una era de desindustrialización. Confluyeron varias razones:

a. La madurez alcanzada por sectores industriales capital intensivos, instalados en los 60-70 que lograron transformarse en exportadores y aportar divisas.

b. La nueva demanda externa de alimentos muy bien atendida por una cada vez más eficiente producción agrícola y,

c. Quizás la más relevante en el corto plazo, la renegociación de la deuda externa que ablandó la restricción externa financiera y posibilitó tener una política económica más autónoma.

Descontamos en este punteo la decisión y las políticas de reindustrializar el país, sin ello desde nuestro punto de vista, todo sería menos probable.

Sin embargo, la discusión y el desenlace están aún abiertos y con frecuencia nos preguntamos, ¿Podemos ser un país industrializado?

Según el índice de rendimiento industrial competitivo[1] que elabora ONUDI para 143 países del planeta, Argentina se ubicó en el puesto 40 en 2013 (En 2009 se encontraba en el puesto 46, y en 2006 en el puesto 49). Otros países como Brasil están en el puesto 35, México en el 20, China en el 5, en 2013, por dar ejemplos. En términos internacionales, la economía industrial argentina se encuentra en el quintil medio superior, evidenciando una mejora respecto del índice anterior que la ubicaba como una economía industrial de mitad de tabla, con una performance creciente en los años recientes. El gráfico a continuación muestra la evolución del índice en los últimos años:

Fuente: http://www.unido.org/data1/Statistics/Research/cip.html

Para ilustrar un poco más, el PBI industrial de Argentina creció 30% entre 2004 y el tercer trimestre de 2016[2], la producción industrial per cápita ha crecido más del 19%, las exportaciones de manufacturas industriales (MOI) tuvieron un incremento del 88% en dólares entre 2004-2015 pasando de 11.967 millones de dólares a 17.955 millones de dólares, aunque disminuyeron su peso relativo en 3 puntos porcentuales.

Aun así, y luego de haber transitado una etapa de crecimiento relevante en el sector industrial también hay algunos interrogantes que ponen en duda la calidad y la potencialidad a futuro de un mayor desarrollo industrial argentino.

¡QUEREMOS! ¿PODEMOS? ¿¡NOS CONVIENE!?

Sin ser abarcativos, hay condicionantes internos y externos objetivos que interpelan a nuestra economía en su futuro industrial, por ejemplo:

  1. La alocación de la ventaja comparativa (estática).
  2. Nuestro lugar en el mundo lejano a los principales centros industriales.
  3. Las deficiencias de infraestructura, entre otros.  

A su vez, hay fortalezas locales que la potencian:

  1. La presencia intensiva de mano de obra calificada y el nivel educativo poblacional.
  2. La base científica tecnológica presente en universidades y centros de investigación.
  3. La integración y demanda potencial con/de Brasil y otros países latinoamericanos cercanos, entre otros.

Estamos en un desfiladero para seguir avanzando. Hace falta pasar a la ofensiva, no cerrarse, con una nueva forma de hacer las cosas que construya sobre lo alcanzado, que agregue valor.

¿Si nos conviene? Las economías que lograron desarrollarse a través de su industrialización, cumplieron con 3 condiciones[3]:

  • Se desarrollaron mejorando los tipos de productos que producen y exportándolos (Upgrading).
  • Aumentaron la densidad de conexión que juega un rol central en la ubicación en el espacio de productos (Chaining).
  • Comprendieron que las tecnologías, el capital, las instituciones y las habilidades necesarias para hacer nuevos productos son más fácilmente adaptables para hacer algunos productos que otros. (Resourcing).

En resumen, los países apostaron a la modernización de los productos, a los encadenamientos de productos y a la mejora de los recursos para desarrollar nuevos productos, es decir, se industrializaron en la forma contemporánea de la palabra.

La próxima pregunta sería,

¿CÓMO PODRÍAMOS SEGUIR AVANZANDO EN EL PROCESO DE INDUSTRIALIZACIÓN?

En primer lugar, y en general, enfocando en la productividad total de factores[4]. Los países exitosos en material de industrialización tienen desempeños positivos en la productividad. Nuestro país en el decenio 1990-2010 mostró una caída promedio del 0,5% de la PTF (PNUD, 2011). La productividad es lo que te hace crecer sin requerir capital o trabajo, es la parte limpia del crecimiento. Ser campeones en ello es una clave de éxito en el mediano y largo plazo. Una condición crítica para que las empresas puedan pensar en productividad es la estabilidad y baja volatilidad macroeconómica, que debe sustentar los cambios microeconómicos necesarios.

En segundo lugarimpulsando el capital, los líderes y los proyectos de riesgo. En la medida que avanzamos en el proceso de industrialización, la tasa de ganancia decae y el riesgo de los proyectos subyacentes sube. Para salir de esta dinámica se requiere impulsar nuevos desarrollos industriales que encarnan un mayor riesgo (y potencialmente mayor rentabilidad asociada) y para ello se necesitan liderazgos.emprendedores innovadores einversionistas de riesgo. Otra alternativa es que el Estado sea el inversionista de riesgo bajando el costo de financiamiento a través de programas ad-hoc o bajando los costos de entrada. Esto es algo necesario, pero no puede ser para siempre ni con todos los proyectos.

En tercer lugar, apalancando a los dos anteriores mediante la apuesta enérgica e incansable a la innovación.La innovación productiva es una de las claves. PNUD[5] en un informe de 2011 marca tres dimensiones deficientes relacionadas con la innovación productiva en Argentina:

  • Baja tasa de matriculación en ciencia e ingeniería,
  • Baja presencia de cadenas productivas y
  • Baja disponibilidad de capital de riesgo.

Le agregaríamos baja efectividad y eficiencia en la gestión de soluciones y servicios tecnológicos en y hacia las empresas, en definitiva la carencia de un modelo de gestión con impacto de las tecnologías disponibles y por disponer aplicables a quienes innovan, quienes producen algo nuevo para el mercado, las empresas.

Mirando sectorialmente, cada vez tienen más fuerza las líneas que promueven:

  • Potenciar proyectos procesadores de materias primas agrícolas hasta productos finales para comercializar localmente y exportar hasta la góndola en economías de alto crecimiento.
  • Incrementar la escala de producción y alcance de las industrias manufactureras intermedias e integrarlas con las industrias de países de desarrollo similar o más elevado a través de productos finales.
  • Desarrollar nuevos productos y servicios tecnológicos de las industrias del siglo 21 biotecnología, energías verdes, TICS, biomédicas, nano,  para los mercados locales y externos.

Todo ello requiere un proceso de sintonía, con políticas, actores y acciones más inteligentes, más  agudas. El desarrollo de clusters, parques, conglomerados y las cadenas productivas es fundamental para bajar riesgos, incrementar externalidades y fomentar las economías de aglomeración y escala.

En nuestra instancia de opinión donde consultamos sobre cuáles son los factores críticos para lograr el desarrollo económico, surgieron como principales factores el forjar una cultura innovadora y emprendedora, políticas públicas orientadas a la industrialización de largo plazo, reglas de juego amigables con la inversión y la integración productiva y comercial con otros países.

La sociedad argentina, ante tantos vaivenes de la política económica en los últimos 30 años, no entiende por qué y para qué queremos ser un país industrial. Industrializarse entendido como un destino inexorable no es un proyecto, es un designio. Comunicarlo y explicarlo es parte de la tarea pendiente. Sin industria no hay nación, versa el slogan de la Unión Industrial de Argentina, agregamos sin Innovación no hay Industria.

ESTA NOTA FUE PUBLICADA EN ABRIL 2013 EN NUESTRO BLOG “FORJANDO IDEAS” Y POR LA IMPORTANCIA DEL TEMA Y VIGENCIA, DECIDIMOS REPUBLICARLA CON INFORMACIÓN ACTUALIZADA.

[1] El índice evalúa el desempeño industrial utilizando indicadores de la capacidad de una economía de producir y exportar manufacturas de forma competitiva
[2] Último dato disponible a la fecha de realización del informe.
[3] The Product Space Conditions for the Development of Nations. Hidalgo, Klinger, Barabasi, Hausmann 2006.
[4] La productividad total de factores (PTF) es la parte del crecimiento no explicada por el incremento de capital y trabajo (en cualquier de sus formas).
[5] PNUD, 2011. La argentina del largo plazo: crecimiento, fluctuaciones y cambio estructural.

Plan Ágil 2020

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Priorización de Objetivos

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Metodología Kanban

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Monitor Económico.

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa del documento.

Muchas gracias! Hacé clik en el mes que quieras descargar:
Noviembre
Septiembre
Agosto

Resutados de encuestas.

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de los resultados de la Encuesta N19 - Perspectivas de las empresas Argentinas.

You have Successfully Subscribed!

Nota de actualidad - ECONOMÍA 2020 Y COVID 19

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la nota.

You have Successfully Subscribed!

LÍDERES EN LÍNEA

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la información.

¡Mucha gracias por tu interés!

INNOVANDO EN FAMILIA

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la información.

¡Mucha gracias por tu interés!

Negociación, resolución de conflictos y conversaciones difíciles

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!