fbpx

La economía 2017 enfrenta a expectativas dicotómicas ante la pérdida del envión inicial. Hay factores de ansiedad pero sobretodo de políticas y rumbo económico. Los señalamientos han sido insuficientes, y por tanto surgen las lógicas resistencias de los perjudicados del esquema. El mundo envía mensajes negativos y las posibilidades de reactivación con recursos propios se han limitado. Los sectores impulsores de la economía se recuperan pero no alcanzan a anular el ritmo negativo de los rezagados. Los empresarios expresan sus dudas, con un 60% respondiendo que su escenario empeoró o no cambió, manifestando que sus principales dificultados han sido comerciales y financieras. Se concentrarían en reducir costos y reestructurar la estrategia comercial durante los próximos meses. Veamos….

DILEMAS

Luego de transcurrido un año y medio del nuevo esquema de política económica, la pregunta persistente es “¿Cuándo despega la economía?” El paralelismo que podríamos hacer es el de un avión cuando comienza a carretear. En ese proceso, el avión una vez superada cierta velocidad de carreteo, debe despegar sí o sí, no hay posibilidades de suspender el despegue. Hasta ese momento, los pilotos observan los controles para tomar la decisión de proseguir. Estamos en ese momento, el Gobierno puso el avión a carretear pero no sabe si lo hará despegar. Se ven nubes en la pista, aparecen riesgos internos y externos, hay temas de fondo sin resolver para un vuelo seguro.

En este sentido operan factores de ansiedad pero sobre todo operan factores de políticas y de rumbo económico. Es claro que el Gobierno no ha puesto en juego todo lo que tiene pensado como política económica. Concretamente, ha ido operando en los distintos temas con mayor o menor intensidad de acuerdo a la oportunidad y permeabilidad de su mirada económica sin poder esbozar una hoja de ruta más clara y contundente. La práctica del “probar y ver que reacción” para analizar la profundización. Ha utilizado una parte de su capital política original para mover el nuevo esquema, pero no alcanza.

El mal denominado “gradualismo” económico comienza a mostrar déficits en la medida que las reformas estructurales que le dan sustentabilidad de largo plazo al programa oficial no pueden ser verificadas por los tomadores de decisiones y los efectos negativos del nuevo planteo toman velocidad.

La resistencia crece porque los sectores perjudicados por la nueva políticas (las pymes, el comercio minorista, los cuentapropistas, distintos sectores mano de obra intensivos, entre otros) empiezan a percibir la persistencia de su pérdida de capacidad de subsistencia. Bajan los subsidios pero no bajan los impuestos es un ejemplo de las dificultades de una parte importante de la economía nacional. La distorsión del subsidio no ha sido compensada por la no distorsión de los impuestos, es un problema financiero gubernamental (déficits). La fuerza de lo que baja tiene más inercia de lo que sube.

En este embrionario dilema, ocurren varias cosas. La economía muestra vaivenes en general:

  • La demanda de consumo reemplaza bienes locales por importados
  • La inversión observa ruidos políticos crecientes (año electoral)
  • Los presupuestos públicos no resisten el ritmo inflacionario (agotan la capacidad de endeudamiento externo)
  • Las exportaciones no despegan asediadas por el contexto recesivo regional e internacional.
  • Los principales indicadores económicos no han tenido la recuperación que se les vaticinaba y siguen totalizando signos negativos.

Fuente: Indec

Se configura una situación de crecimiento aletargado, para el cual el presupuesto público hace un esfuerzo significativo y donde se perdió el envión inicial del estímulo a la inversión y las exportaciones. La pérdida de competitividad precio, el estancamiento de la productividad y el endeudamiento ponen límites concretos para impulsar la economía. Entonces “¿Cuáles son los drivers del crecimiento de corto plazo?”

REAL VS. ESPERADO

Desde el sector oficial se esperaba que la economía crezca al menos un 3% en 2017 apuntalado por:

  1. La recomposición de los ingresos reales, que empujarán el consumo privado.
  2. La continuidad de un ambicioso programa de infraestructura.
  3. La concreción de parte de los u$s59 mil millones en proyectos de inversión privada ya anunciados.
  4. La expansión de la producción agroindustrial.

A principio de año decíamos que este crecimiento estaría liderado por el consumo interno, principalmente porque se espera que las negociaciones salariales cierren por encima de la inflación, dejando margen para una recuperación del salario real. Siempre que esto ocurrió en forma no sustentable, el país tuvo que realizar una devaluación importante después de un tiempo para acomodar los precios relativos (el último ejemplo es el período pre y post eleccionario de 2013).

Casi un semestre después el consumo interno no logra repuntar, muchos gremios aún no cerraron paritarias y la inflación, si bien se desaceleró, los niveles están por encima de los proyectados para los primeros meses del año. La contención de los precios estuvo dada por la apertura comercial, pero en contrapartida esto configura un entorno desfavorable para la expansión de la industria nacional y la generación de puestos de trabajo.

En el cuadro a continuación se muestra un resumen de la performance de los principales sectores de la economía en los primeros meses de 2017, junto con la evolución que podría esperarse de los mismos y el impacto que esto tendría en la economía local. La clasificación de Impulsores o Rezagados remite en el primer caso a aquellos que han sido beneficiados por la política actual y/o han tenido desempeño positivo en el los últimos meses, mientras que en el segundo caso corresponden a aquellos sectores cuyo despegue se encuentra bajos signos de interrogación. Los datos utilizados para la confección del cuadro surgen de información oficial.

LOS EMPRESARIOS Y LA ACTUALIDAD

En nuestra encuesta El estado de las PyMEs Argentinas en el 1º Trimestre 2017, los empresarios continuaron con su visión optimista. El 40% de los encuestados manifestó que la situación actual de su sector mejoró en comparación al año anterior, tal como lo proyectaron en nuestra encuesta ¿Cómo crees que será el 2017?

Entre los principales obstáculos que vislumbraban las empresas y las Pymes para el 2017 se concentraban básicamente en:

  • Los elevados costos de operación e insumos.
  • Las cargas impositivas y salariales.
  • El bajo nivel de demanda.
  • El limitado acceso al crédito por los niveles de tasas de interés.

En este sentido, dentro de las acciones a llevar a cabo por parte de los empresarios se destaca que el 20% plantea una reducción de costos y el 18% realizará una reestructuración de la estrategia comercial, en línea con las problemáticas organizacionales que ya habían previsto para el 2017.

Para mejorar su situación empresarial, se destacó como método de financiamiento la reinversión de utilidades y el fortalecimiento del capital humano.

Más allá de las condiciones económicas actuales, que podrían presentarse como adversas principalmente para algunos sectores, se destaca la apuesta de los empresarios argentinos para poder superar las tempestades que se presentan y aun mas, apostar al crecimiento y al desarrollo de sus empresas.

CONCLUSIONES

En síntesis, la economía no alcanza a despegar y dar signos de crecimiento sostenido. Comenzamos a transitar una situación de bajo crecimiento, donde los efectos dinámicos apenas pueden mostrar un rebote respecto del año anterior, con muchas preguntas respecto del futuro próximo. La falta de un rumbo expreso de la economía aletargado por el año electoral y las abruptas modificaciones de la economía global recientes, suman incertidumbre y ansiedad a los tomadores de decisiones locales.

El empresariado se mantiene expectante, si bien hay ganadores y perdedores, la percepción general es que aún no está todo dicho sobre el resultado final de cada uno. Algunos aspectos como la ecuación PBI-inflación aportan desconcierto respecto a la efectividad de las políticas mientras que otras como la estabilidad cambiaria-financiera dan visos de estabilidad y orden económico. Como dijimos, el escenario mixto que se configura envía señales contradictorias que dificultan la lectura económica haciendo que la ansiedad muchas veces venza a la confianza.


Esta nota es un fragmento de nuestro Observatorio de Economía de Negocios para la Estrategia Empresarial. Para recibir nuestros informes, registrate en el siguiente link.

Plan Ágil 2020

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Priorización de Objetivos

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Metodología Kanban

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Monitor Económico.

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa del documento.

Muchas gracias! Hacé clik en el mes que quieras descargar:
Noviembre
Septiembre
Agosto

Resutados de encuestas.

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de los resultados de la Encuesta N19 - Perspectivas de las empresas Argentinas.

You have Successfully Subscribed!

Nota de actualidad - ECONOMÍA 2020 Y COVID 19

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la nota.

You have Successfully Subscribed!

LÍDERES EN LÍNEA

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la información.

¡Mucha gracias por tu interés!

INNOVANDO EN FAMILIA

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la información.

¡Mucha gracias por tu interés!

Negociación, resolución de conflictos y conversaciones difíciles

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

× En qué podemos ayudarte?