fbpx

YPF fue, es y será una empresa emblemática dentro de la razón, el corazón, y fundamentalmente de la economía Argentina. Lo fue y es por su significancia como proveedora de combustibles en los lugares más recónditos de nuestro país, por su aporte a los sectores productivos, por ser la mayor contribuyente al fisco, por motorizar inversiones de envergadura en el ámbito nacional. Y lo será por la importancia estratégica que desplegará a partir de la decisión reciente, para viabilizar la matriz energética de Argentina según nuestros propios intereses, que nunca deberían ser menos importantes que los de cualquier controlante.

Siempre mantuvimos la idea de que la compañía debía estar en manos estatales, o al menos ser controlada estratégicamente por el Estado, por eso celebramos la decisión y al mismo tiempo permitimos algunas reflexiones sobre el pasado y el futuro.

Sobre el pasado, resulta evidente que su privatización fue nefasta, sin un objetivo específico para la economía local, enmarcada en el desmantelamiento industrial y la extranjerización de la economía, bajo los preceptos del cortoplacista Consenso de Washington. Luego de una gestión memorable del Ing. Estenssoro, que puso a la compañía sobre rieles y en el concierto internacional, fue vendida sin un sentido claro a una empresa transnacional sin muchos conocimientos en el sector. Figurativamente, me queda la impresión, luego de dos décadas de gestión privada, que era más importante el edificio en Puerto Madero (muy lindo por cierto) que las inversiones productivas y el rol estratégico y consustanciado dentro de la economía nacional.

Pero aquí no solo le cabe el “sayo” a nuestros gobernantes, como máximos responsables de la extrema extranjerización de nuestra economía y la mal venta de activos estratégicos que costaron sudor y lágrimas construir durante décadas y que a pesar de sus serias deficiencias sostenían y viabilizaban un entramado productivo (debilitado) por las políticas económicas neoliberales. También le cabe al capital internacional que con el recetario del neoliberalismo bajo el brazo se presentaron ante nuestras sociedades como los salvadores de la historia económica nacional con promesas usualmente incumplidas y decisiones extemporáneas, contradictorias y retrógradas para nuestra economía y bienestar.

Ahora bien, muchos de nosotros pertenecemos a la generación que tiene que diseñar y desplegar el futuro de nuestra nación y más allá que nos interesa la justificación histórica, por de algún lado venimos (no?), más aún nos interesan los sueños compartidos de nuestro país hechos realidad y creemos que YPF lo es. En este sentido, reflexionamos sobre dos aspectos cruciales en esta materia a nuestro entender: los aprendizajes y los desafíos.

APRENDIZAJES

El primer aprendizaje que se extrae de esta experiencia (y  probablemente de otras) es que lo privado no siempre es mejor que lo público, y que lo internacional no necesariamente es mejor que lo nacional. Todo depende de para que lo queremos, es decir cuáles son los objetivos, las necesidades a cubrir en la sociedad. Una vez explicitado ello, se elaboran los proyectos para conseguirlos, no es al revés. Durante algún tiempo, creímos que si era de afuera bastaba para asegurar el para qué, y la historia nos demostró lo contrario. Pocos países han pensado como nosotros, especialmente en la materia que aquí se trata.

En segundo lugar, la historia nos ha demostrado que el desmanejo y descalabro en las empresas públicas lleva a procesos de destrucción de capital social elevados que luego son pagados por toda la sociedad con procesos muy dolorosos que duran décadas. Nos sucedió a nosotros durante décadas, hoy le sucede a otras naciones del mundo desarrollado en crisis. Quienes gobiernen la compañía y  decidan su accionar deben trabajar duro para conducirla a un futuro promisorio, evitando caer en atajos simplistas y poco efectivos, desplegando acciones que aunque difíciles y reñidas, sean fuente de prosperidad presente y futura.

En tercer lugar, la construcción es colectiva y participativa, no sólo partidaria oficial u opositora, e YPF con control estatal puede ser un gran ejemplo de ello. Necesitamos una YPF alineada con los objetivos estratégicos nacionales, pero que no termine cautiva de intereses particulares inconfesables y corruptos. Esta historia la conocemos, la vivimos, la sufrimos, ya vimos como en nombre del Estado se tomaron decisiones erradas y errantes para beneficiar a pocos. La ciudadanía tiene que apropiarse de una parte del destino de la empresa y quienes conducirán la empresa tienen que abrir los caminos de esa participación. El control y participación ciudadana son indispensables. En este sentido, en su discurso la Presidenta manifestó la idea de no dejar que la historia se vuelva a repetir, cuando mencionó el problema de la yerba mate y la necesidad de disciplinar a los productores locales con las importaciones. No podemos quedar nuevamente atrapados en las manos de cuatro vivos ineficientes, esa película ya la vimos.

DESAFÍOS

En relación a los desafíos, y vinculado con los aprendizajes, proponemos enarbolar dos banderas bien alto, las de la eficiencia y de la efectividad. Sin ellas, sin su pleno ejercicio, la excelencia que todos queremos ver en la gestión del Estado nunca llegará. Eficiencia, quiere decir simplemente utilizar los recursos de un modo tal que no generen desperdicios y se obtenga el máximo de producto posible. Efectividad significa alcanzar los propósitos perseguidos, dar al blanco. Diríamos que es un desafío mayúsculo, pero inevitable si la idea es alcanzar la excelencia en el cumplimiento de los objetivos estratégicos.

Por otra parte, las cuentas claras conservan la amistad. Acá señalaríamos, las cuentas claras habilitan y potencian las políticas públicas estratégicas para el país. Tomando un ejemplo reciente, el de Aerolíneas, los argentinos  usuarios frecuentes están satisfechos con los estándares de calidad que la empresa ha logrado en su servicio luego de décadas de vaciamiento, aún así queda un sinsabor, una duda sobre la composición del déficit de la aerolínea y su utilización. Acá el problema no es  que los argentinos creen que tiene que dar ganancias, sino que lo que quieren es conocer mínimamente sus números, la explicación de los mismos, y sobre todo los planes para mejorarlos. YPF genera ganancias, y también corresponde conocerlas y saber de sus usos. Esto no implica perder la confidencialidad de cierta información.

Por último, el propio proyecto de ley señala la incorporación de un management profesionalizado. Le agregaríamos que “comprenda y emprenda según los intereses nacionales”. No es tarea menor encontrar esta combinación de ejecutivos luego de décadas de desguace del Estado, sin embargo es imprescindible. Personas con conocimientos empresariales consustanciados con el desempeño y rendimiento de la organización más grande del país y los intereses de la Nación constituyen una necesidad imperiosa y un desafío interesante para quienes conducen la transición.

Para finalizar, celebramos la decisión de nuestra Presidenta, ha puesto en marcha un proyecto que una mayoría pensamos necesario e imprescindible para nuestro país. Ahora comienza una nueva etapa que deberá contemplar lo que aprendimos y encender los motores hacia una realidad distinta llena de desafíos, hacia un sueño compartido.

 

Plan Ágil 2020

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Priorización de Objetivos

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Metodología Kanban

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

Monitor Económico.

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa del documento.

Muchas gracias! Hacé clik en el mes que quieras descargar:
Noviembre
Septiembre
Agosto

Resutados de encuestas.

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de los resultados de la Encuesta N19 - Perspectivas de las empresas Argentinas.

You have Successfully Subscribed!

Nota de actualidad - ECONOMÍA 2020 Y COVID 19

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la nota.

You have Successfully Subscribed!

LÍDERES EN LÍNEA

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la información.

¡Mucha gracias por tu interés!

INNOVANDO EN FAMILIA

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la información.

¡Mucha gracias por tu interés!

Negociación, resolución de conflictos y conversaciones difíciles

Dejanos tus datos y accedé a la descarga directa de la herramienta.

You have Successfully Subscribed!

× En qué podemos ayudarte?